Combate el estreñimiento y el estrés con un masaje abdominal. Fisioterapia en Navarra.

 

 

Esta técnica busca mejorar la digestión y tiene una fácil ejecución: se realiza un suave masaje en el sentido del vaciado del colon

Cuando hablamos de fisioterapia la mayoría de la gente piensa solo en masajes, y algunos en terapia manuales pero que no se alejan más allá de la traumatología como el tratamiento de tendinitis, esguinces de tobillo, contracturas cervicales, etc. La fisioterapia abarca todos los campos de la sanidad desde cardiología hasta neurología pasando por pediatría, respiratoria, etc.

Uno de los campos de actuación, y gran desconocido, es el tratamiento contra el estreñimiento. Con la herramienta del masaje abdominal y una serie de ejercicios y posturas (Anexo I) se puede favorecer mucho el tránsito intestinal y ayudar a solucionar este problema.

Aunque no lo parezca el estreñimiento es un problema muy común debido a la falta de ejercicios, el estrés, la mala alimentación o la ingesta de fármacos. Se considera que se padece cuando la frecuencia de las deposiciones en menor de tres veces a la semana.

Esta técnica busca mejorar la digestión y tiene una fácil ejecución: se realiza un suave masaje en el sentido del vaciado del colon, es decir empezando por la parte derecha del abdomen, luego pasando por la parte superior del ombligo, descendiendo posteriormente por el flanco izquierdo. Mientras se recibe el masaje tu estómago, no sólo hará una simulación de su sistema digestivo, se ayuda al colon a mover residuos a través del sistema para aliviar problemas con el estreñimiento.

También estimula los órganos internos como la vesícula biliar y el hígado. El aumento de la sangre y el flujo del oxígeno pueden ayudarte a mejorar las funciones de los órganos. En el caso de tu vesícula biliar y el hígado, la función mejorada quiere decir una liberación más eficiente y eliminación de deshechos. La circulación de la sangre mejorada beneficia los vasos sanguíneos de la cavidad abdominal.

Otro objetivo es que alivia los problemas relacionados con el estrés. En la actualidad que vivimos la ansiedad y el estrés pueden ocasionar la sensación de un “nudo en el estomago”. Junto con el sentimiento de inquietud se puede experimentar dolores abdominales acompañados de gases. El efecto relajante del masaje ayuda a aliviar estos síntomas, así como a entrar en un estado de relajación.

Otros beneficios del masaje es que fortalece los músculos abdominales relajados y débiles. La presión aplicada también puede liberar espasmos musculares profundos, romper las adherencias o el tejido cicatricial y promover el calor interno.

La ansiedad y el estrés a menudo pueden conducir a esta sensación de tener un “nudo en el estómago”. Junto con éste sentimiento de inquietud, muchas veces puedes experimentar dolores abdominales acompañados de gases y de dolor. El efecto relajante del masaje del estómago puede ayudarte a aliviar estos síntomas dolorosos, así como reducir la sensación general de estrés al ayudarte a entrar en un estado de relajación.

1.RESPIRACIÓN ABDOMINAL

    • Posición: tumbado boca arriba con las piernas en semiflexión, y las manos sobre el abdomen.
    • Se realizan respiraciones abdominales, hinchando el abdomen durante la inspiración y vaciándolo dirigiendo el ombligo hacia el suelo en la espiración.
    • Duración: 5 minutos.

2 .RESPIRACIÓN ABDOMINAL ABRAZANDO LAS PIERNAS

    • Posición: tumbado boca arriba con las piernas en flexión, las manos recogen las rodillas.
    • Se realizan respiraciones abdominales, hinchando el abdomen durante la inspiración y vaciándolo presionando el abdomen con las rodillas durante la espiración.
    • Duración: 2 minutos
    • Contraindicación: Las mujeres embarazadas deben separar las rodillas.

3. FLEXIÓN DEL TRONCO

    • Posición: Sentado en el suelo con las piernas estiradas, se flexiona el tronco, y los brazos se estiran hacia los pies.
    • Se realizan respiraciones abdominales, hinchando el abdomen durante la inspiración y vaciándolo en la espiración.
    • Si resulta algo molesto, se puede realizar estirando una pierna y flexionando la otra, y viceversa.
    • Duración: 2 minutos
    • Contraindicaciones: Hernia discal o problemas lumbares severos.

4. RESPIRACIÓN ABDOMINAL ELEVANDO PELVIS

    • Posición: tumbado boca arriba, con las piernas en semiflexión, y las manos sobre el abdomen, alzando la pelvis.
    • Se realizan respiraciones abdominales, hinchando el abdomen durante la inspiración y vaciándolo en la espiración. Tras cada ciclo respiratorio podemos descansar apoyando la espalda sobre el suelo.
    • Si no es posible alzar la pelvis, se puede realizar colocando una almohada debajo de la misma.
    • Duración: 2 minutos

5. EL CLAVO

    • Posición: tumbado boca arriba, se estiran las piernas hacia arriba (pueden estar algo flexionadas), y las manos “apoyan” en la espalda.
    • Se realizan respiraciones abdominales, hinchando el abdomen durante la inspiración y vaciándolo en la espiración.
    • También se puede realizar reposando la pelvis en el suelo y apoyando los antebrazos colocando las piernas apoyadas en la pared, así como realizar 3-4 contracciones suaves y rápidas abdominales tras la espiración.
    • Duración: 2 minutos.
    • Contraindicaciones: En mujeres embarazadas y problemas cervicales.

6. ASCENSO ABDOMINAL

    • Posición: De pié, con las piernas algo separadas, flexión de tronco y las manos apoyadas en los muslos.
    • Se inspira lentamente hinchando el abdomen. Posteriormente se espira hasta el vaciado del aire de manera que el vientre quede hueco y lo mantenemos así unos segundos. A continuación volvemos a inspirar y se repite e ejercicio 5 veces.
    • Una variante es que tras la espiración, realizamos varias contracciones y relajaciones rápidas de la pared abdominal.
    • También se puede realizar sentado o tumbado como en el primer ejercicio en la primera imagen.
    • Duración: 2 minutos

7. LOMO DE GATO

    • Posición: En cuadrúpeda.
    • Se realizan respiraciones abdominales, hinchando el abdomen durante la inspiración y vaciándolo en la espiración.
    • Una variante puede ser que en la espiración nos sentemos sobre los talones y estiramos los brazos.
    • Duración: 2 minutos

8. POSICIÓN CUCLILLAS

    • Posición: en cuclillas con o sin apoyo en la pared y con los pies completamente apoyados en el suelo a ser posible.
    • Se realizan respiraciones abdominales, hinchando el abdomen durante la inspiración y vaciándolo en la espiración o simplemente se mantiene la posición.
    • Duración: 2 minutos

Autor: Carlos Casas Requejo. Grado de Fisioterapia Universidad de Alcalá de Henares. Nº Colegiado 9363

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *